Sin detenerse, el aumento de temperatura en el mundo