El comportamiento de las lluvias es uno de los principales cambios climáticos en la urbe