Cuarentena por coronavirus, un respiro para el planeta