Ciudad del Cabo, Sudáfrica, ejemplo real del grave problema de agua en el mundo